Ruta por las calas del Baix Empordà

Las calas del Baix Empordà tienen un encanto especial en cualquier época del año. Aprovechar los momentos de menor confluencia como el otoño, el invierno y la primavera para pasear sin mucha gente es todo un placer. A continuación descubriremos algunas de las calas del Baix Empordà más cercanas al Camping Relax-Ge que no os podéis perder. 

Cala S’Alguer – Una de nuestras calas del Baix Empordà favoritas es la Cala S’Alguer, un reducto paisajístico que permanece como uno de los últimos espacios de silencio y paz que podemos encontrar en la Costa Brava. Pasear por su playa una mañana de invierno o ver los tonos anaranjados de una puesta de sol una tarde de otoño nos lleva a descubrir la belleza única de este espacio natural. 

Cala Ferriol – Esta es una de las pequeñas calas del Baix Empordà que aún permanecen vírgenes. Pertenece al parque natural del Montgrí y para llegar hay que caminar casi una hora, pero su visita merece la pena. En esta pequeña cala desemboca un río que baja desde las montañas, convirtiéndo se en una de las calas del Baix Empordà más especiales. En ella podréis tomar el sol, contemplar el paisaje o incluso practicar snorkel, según la época del año. Alejada del centro urbano nos ofrece total tranquilidad. 

Cala del pi – En Platja d’Aro encontramos pequeños rincones secretos. Una de nuestras calas del Baix Empordà favoritas es la Cala del Pi, situada a poco más de 10 minutos de la Platja Gran, pero mostrando una gran diferencia con esta. En esta cala no existen las masificaciones, ni la música, ni el ruido. Protegida por las rocas, sus aguas cristalinas nos ofrecen un paraje natural único. Sin duda se trata de una de las calas del Baix Empordà que parecen de postal. 

Illa Roja – Una de las calas del Baix Empordà más recónditas se encuentra en Begur. Esta pequeña cala no está saturada de visitantes y su intimidad la convierte en una de las pocas playas nudistas de la Costa Brava. Su ubicación la convierte en un lugar peculiar y bonito, haciendo que sea muy poco frecuentada por grandes grupos de personas o familias. Para llegar, se ha de ir caminando desde el camino de ronda, pero el esfuerzo vale la pena. En ella no encontramos ningún servicio ni locales, solo naturaleza en estado puro. 

Aigua Xelida – Resulta imposible hablar de esta cala sin pensar en Josep Pla. Gracias a sus escritos podemos conocer mejor este paraje natural de gran belleza. Con un acceso exclusivo a pie desde la urbanización que lleva el mismo nombre, podemos encontrar unas escaleras que bajan hasta la playa formada y rodeada por rocas que se convierte en un lugar espectacular. 

 

¿Qué tienen en común todas estas calas? Pues que todas ellas han sabido conservar su belleza durante todas las épocas del año, eso las convierte en el lugar perfecto para pasear mientras se deshace un camino de ronda. Además, cuando empieza el buen tiempo se pueden practicar diferentes deportes y actividades acuáticas. Si estás pensando en visitar las calas del Baix Empordà no lo dudes y visita nuestra página web para conocer los precios de la temporada 2022. Planifica ahora tus vacaciones perfectas y no te quedes sin hacer tu reserva en el Camping Relax-Ge. ¡Te estamos esperando!