Lugares de leyenda en la Costa Brava

Cuentos, historias y leyendas… Nuestro legado se mantiene gracias a la tradición de explicarnos los unos a los otros todas estas fantasiosas historias sobre los lugares de leyenda en la Costa Brava. ¿Conoces alguna? ¡En el Camping Relax-Ge te las descubrimos!

Las leyendas nos ayudan a descubrir cosas que no sabíamos sobre nuestra tierra, sobre cómo vivían nuestros antepasados, como era la gente que habitaba nuestros pueblos antiguamente y cuáles eran sus costumbres. En nuestros pueblos encontramos muchos lugares de leyenda en la Costa Brava, donde se habla de anécdotas, personajes y curiosidades sobre este territorio.

La Playa de la Fosca de Palamós

Esta playa recibe su nombre gracias a una roca negra que la divide en dos, el arenal de la Fosca y el de Sant Esteve de la Fosca. Esta playa con camino de ronda, esconde una curiosa historia que la convierte en uno de los más populares lugares de leyenda en la Costa Brava

Según cuenta la leyenda, la diosa griega Pyrene llegó a esta playa mientras huía de Gerión, un monstruo de tres cabezas que la deseaba. En verse rechazado por la diosa, quemó los bosques de los Pirineos y asesinó a su padre, Ella, huyendo, buscó un lugar para esconderse, pudiendo visitar diversos pueblos del litoral catalán, desde el Golfo de Roses hasta Begur, pero finalmente eligió este lugar de Palamós para establecerse. Muy cerca, existía un castillo ocupado por un señor, quien en descubrir la belleza de Pyrene, intentó conquistarla, pero al recibir el rechazo de la diosa quemó el palacio con ella dentro. De las cenizas de este desastre quedó una dura roca negra que resistió, dando nombre a la playa, uno de nuestros lugares de leyenda de la Costa Brava favoritos.

La quilla petrificada de Tossa

Explica la leyenda que en Tossa de Mar había una bella doncella viviendo en su castillo, aunque nunca nadie la había visto, todos conocían su gran belleza, que se colaba por las ventanas de la fortaleza. Atrayendo a los forasteros que venían de tierras lejanas, la doncella siempre los rechazaba a todos. Entre ellos, un pirata llegó desde el mar para contemplarla, enamorándose perdidamente de ella. Obsesionado, pasó noches y días ante el castillo, hasta que un día, cansado de no recibir respuesta, hundió su nave en el mismo castillo, haciendo una voltereta que lo hizo quedar del revés. Por un hechizo nunca explicado, la quilla se convirtió en una gran roca que aún se puede ver entre la Mar Menuda y la playa grande de Tossa. 

Este es uno de los lugares de leyenda en la Costa Brava que la gente recuerda, ya que dicen que en las noches de luna llena aún se puede ver la silueta del pirata y la dama en el castillo.

El Cabo de Norfeu

Situado en el Alto Empordà, cerca del Cap de Creus, encontramos uno de los lugares de leyenda de la Costa Brava que está relacionado con Orfeo, personaje de la mitología griega que, según explican, cuando interpretaba las melodías con su lira, los hombres quedaban encantados. Dicen que con su música consiguió enamorar a la bella Eurídice y dormir al terrible perro Cerbero, guardián del inframundo. 

En uno de sus viajes por el Mediterráneo, una tormenta le hizo naufragar en la isla del “Gato”, donde tocó su lira mientras esperaba. Su música era tan atractiva que las montañas de alrededor se fueron acercando para escucharlo mejor, creando así el Cabo de Norfeo, facilitando la vuelta a través del nuevo camino que creó. 

Existen muchos otros lugares de leyenda en la Costa Brava, como la que explica el origen de la Platja dels Morts, la Barraca de Dalí o el Café de la Marina. Desde el Camping Relax-Ge recomendamos venir a descubrirlas todas in situ. Para más información visita nuestra página web o echa un vistazo a los artículos de nuestro blog!