Camping familiar en la Costa Brava con bungalows y parcelas

Viajar es una forma de desconectar de nuestro día a día, y aprovechar para cambiar de ambiente y hacer actividades diferentes, no solo para los adultos sino también para los más pequeños. Las vacaciones pueden ser un momento ideal para pasar el tiempo en familia que normalmente, durante nuestra vida diaria, no podemos pasar. Por eso es muy importante buscar una destinación que nos permita disfrutarlo al máximo, y desde nuestro camping familiar en la Costa Brava queremos ponerlo fácil para que vengáis a disfrutar en familia.

Está comprobado que la mayoría de las familias prefieren viajar durante el verano y se decantan por destinos con sol y playa, siendo el camping familiar en la Costa Brava una de las opciones favoritas. Gran parte del turismo familiar escoge pasar tiempo en un entorno natural, más que en la ciudad, dado que este ofrece plena libertad a la hora de viajar y permite compaginar las rutinas habituales con las vacaciones. 

Las actividades que ofrece nuestro camping familiar en la Costa Brava están pensadas para que nadie se aburra, y mantendrán a grandes y pequeños entretenidos, sin importar su edad. En nuestro camping recomendamos una serie de lugares de interés cerca de la zona que darán mucho juego.

Espacios naturales

Si queréis pasear por parajes naturales, bañaros en el mar o pasar un día bajo el sol, os recomendamos la visita a la playa de Castell, a solo 4 kilómetros de nuestro camping, o acercaros a las playas grandes de Palamós, la Fosca y Calella de Palafrugell, donde podréis relajaros en la arena mientras los más pequeños hacen castillos, saltan las olas o juegan a palas. 

Vía verde

En nuestro camping familiar en la Costa Brava ponemos a vuestra disposición un servicio de alquiler de bicicletas, para que podáis practicar cicloturismo por la zona, una actividad que ha ganado popularidad en los últimos años, altamente recomendada para toda la familia.

Cultura para todos

Si os interesa pasar un día diferente y aprender más sobre las tradiciones de la zona, os recomendamos que visitéis el Museo de la Pesca de Palamós, donde aprenderéis todo sobre la vida de los pescadores del pueblo, o el Museo del Corcho de Palafrugell, un lugar curioso donde se explica todo sobre este material y que además ofrece exposiciones y actividades para toda la familia. Si preferís visitar un museo de arte, no os podéis perder el Museo Dalí en Figueres, ya que el surrealismo es un movimiento tan onírico que sorprenderá tanto a los adultos como a los más pequeños.

Pueblos medievales

Para descubrir cómo era la edad media a través de sus murallas, castillos y casas de piedra, os animamos a acercaros a alguno de los pueblos medievales que hay alrededor de nuestro camping familiar en la Costa Brava, como Pals, Peratalallada o Cruïlles. Si miramos al pasado también encontramos el poblado ibérico de Ullastret y el famoso castillo de Torroella de Montgrí. Si os gusta la cerámica os animamos a comprar – o incluso a hacerla en un taller familiar – en el pueblo de donde es más típica, es decir, en La Bisbal d’Empordà. Y si lo que preferís son las ruinas del pasado, no olvidéis acercaros a Empúries para verlas en su máximo esplendor.

Pero si elegís quedaros en un camping familiar en la Costa Brava, contaréis con muchas otras actividades para hacer aquí mismo. Lo que caracteriza a nuestro camping es ser un espacio ideal para visitarlo en familia. Contamos con zona de juegos para niños, con columpios y toboganes para que pasen un rato en el parque, haciendo ejercicio y divirtiéndose. También contamos con una piscina y una piscina infantil, facilitando que los adultos descansen mientras los pequeños juegan con el agua. En el camping Relax-Ge lo tenemos todo preparado para que disfrutéis de unas merecidas vacaciones en familia y de los grandes momentos que os esperan juntos. ¡Venid a visitarnos!